Cita previa: 948 27 40 68

Tratamiento bebés

Generalmente, el tratamiento de los bebés lactantes y niños, consta de tres sesiones. En una primera, en la que nos entrevistamos y vemos las posibles causas del problema, se valora al bebé, se trata, y se dan las pautas necesarias. En la segunda, que suele ser a la semana, los padres me cuentan cómo ha transcurrido la semana, cambios,etc. Y dependiendo de si es necesario, o no, se pauta una tercera sesión.
La Terapia Cráneo Sacral, debido a la suavidad de sus manipulaciones y a las características de estimulación de los propios recursos de salud del organismo es muy adecuada para el tratamiento desde el nacimiento. El cráneo del recién nacido se debe examinar, y nuestro examen y el del pediatra son complementarios. Diferentes «contratiempos» en el nacimiento pueden hacer que un parto no sea todo lo natural y sencillo que se desearía: uso de fórceps o ventosas para la extracción del bebé, vuelta de cordón alrededor del cuello del bebé, presentación del bebé en una posición distinta a la normal (de nalgas, con un brazo, etc.), parto por cesárea, que la epidural, impida a la madre dirigir las contracciones, problemas psicológicos de la madre, etc.

Gracias a este uso precoz de la Terapia Cráneo Sacral, se pueden reducir potencialmente problemas que de otra manera se manifestarían en el Sistema Nervioso Central como problemas en el aprendizaje, crisis de epilepsia, parálisis cerebral infantil (PCI), déficits sensitivos,otitis, autismo, retraso en el desarrollo, cólicos del lactante, asma, bronquiolitis, llanto descontrolado, exceso de mucosidad, etc.
Share by: